diumenge, 21 d’octubre de 2012

El encantador de serpientes
 
Cuando el encantador de serpientes toma las riendas de la ciudad los súbditos expresan su satisfacción: nada encuentran comparable a ese prodigioso poder que logra conjurar todo peligro. Piensan, además, que mientras dure la danza de las serpientes no hay que temer la picadura. No saben que es precisamente a través de su danza que se inocula el veneno. Rafael Argullol

dijous, 11 d’octubre de 2012

El apoliticismo es un error...
 
¿Vas a dejar vía libre a los racistas, a los fascistas, a los demagogos? ¡Vas a dejar que los burócratas decidan por ti? ¡Vas a paermitir que los tecnócratas o los arribistas te impongan una sociedad hecha a su imagen? ¿Con que derecho, pues, te quejas de que algo va mal? Si no haces nada para impedirlo?...No participar en la política es renunciar a una parte de tu poder, lo que es siempre peligroso, pero también a una parte de responsabilidades, lo que és siempre condenable. El apoliticismo es a la vez un error y una falta: es ir contra los propios intereses y contra los propios deberes.  
André Comte-Sponville, Invitación a la filosofía

dimarts, 9 d’octubre de 2012

Entender la filosofía como arte supone dotarla de carga polémica que es el signo distintivo de todo lo que tiene interés. Daniel Innerarity

Martin Heidegger